Medigus - MUSE™ SYSTEM

Cuando el ardor de estómago se convierte en cáncer

La acidez estomacal puede parecer intrascendente, pero podría indicar un problema mucho más grave.

Fuente: health.usnews.com

Para la mayoría de las personas, la acidez estomacal es una molestia pasajera que puede resolverse con un antiácido. Y durante un tiempo, eso fue lo que hizo Jay Rensberger. Pero cuando su ardor de estómago se convirtió en un problema menos temporal y afectó a su estilo de vida, su esposa tomó medidas.

"Mi esposa se cansó de que me levantara en medio de la noche con acidez estomacal y me pidió visita con mi médico", dice Rensberger, operario de servicios de parques de 49 años de Indiana. "Me recetó medicamentos, lo que me ayudó, pero una vez que dejé de tomar el medicamento, la acidez volvió enseguida".

Con su ardor de estómago empeorando, fue remitido para una endoscopía, un procedimiento en el que un médico introduce una pequeña cámara en el esófago y en el tracto gastrointestinal superior en busca de úlceras, inflamación del revestimiento del estómago u otros problemas. Los pacientes generalmente están en sedación crepuscular, pero no totalmente inconscientes, dice Michael Sprang, profesor asistente en la división de gastroenterología en Loyola Medicine en Illinois. "Estás muy atontado, pero puedes escuchar y responder a las indicaciones", dice. "A veces el médico te pide que ayudes a tragar la cámara".

La endoscopia mostró irregularidades en el esófago de Rensberger, y cuando los médicos le realizaron otra, quedó anonadado: tenía cáncer de esófago. "Pensaba que solo tenía ardor de estómago", dice Rensberger. "Nunca pensé que los resultados serían de cáncer".

Por razones que no se comprenden completamente, el cáncer de esófago está en aumento, y es tres o cuatro veces más probable que afecte a hombres que a mujeres, con una previsión de 14.660 casos nuevos en varones este año, frente a 3.510 en mujeres, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer. El consumo de tabaco y la mala alimentación son los principales factores de riesgo del cáncer de esófago. El pronóstico puede ser bueno si la enfermedad se detecta temprano, pero la detección temprana es rara porque los síntomas pueden ser muy generales: la acidez y las dificultades para tragar son generalmente las únicas señales de advertencia, dejando la tasa de supervivencia media a cinco años en solo un 20 por ciento.

Rensberger tuvo suerte: su cáncer fue detectado temprano, pero le supuso someterse a cirugía de inmediato en el Centro Oncológico Melvin and Bren Simon de la Universidad de Indiana . "Me quitaron el esófago y el 25 por ciento del estómago", dice. "Ahora tengo que mirar lo que como, y no puedo comer después de las 6 de la tarde".

Mientras que la incidencia de cáncer de esófago está aumentando – un estudio de 2009 publicado en la revista Gastrointestinal Cancer Research estima que para 2025 el número de casos aumentará en un 140 por ciento – eso no significa necesariamente que los millones de estadounidenses que sufren de acidez estomacal necesiten una endoscopia, dice Sprang. No se ha demostrado que las endoscopias de rutina aumenten la detección del cáncer de esófago, razón por la cual Sprang cree que el procedimiento solo se debe usar cuando hay motivos para sospechar que hay una causa más siniestra que el ardor de estómago. Además de la acidez estomacal, "hay algunos síntomas que pueden hacer necesaria una endoscopia, como pérdida de peso, dificultad para tragar, vómitos o anemia", dice. "También es recomendable para varones mayores de 50 años que tengan síntomas crónicos, porque tienen un mayor riesgo de esófago de Barrett, que es una condición precancerosa causada por el reflujo ácido ".

Así pues, si su único síntoma es acidez estomacal, Sprang recomienda que primero comience cambiando su dieta: elimine las comidas picantes o ácidas, el café y el alcohol. Pruebe un antiácido o un inhibidor de la bomba de protones de venta libre, diseñado para reducir el ácido estomacal, para ver si le ayuda. Si después de todo eso todavía tiene síntomas o está empeorando, es posible que su médico le recomiende una endoscopia.

Pero si una endoscopia con sedación le preocupa, hay otra opción, dice Jamie Koufman, profesor de otorrinolaringología clínica y cirujano asociado adjunto en la unidad de enfermería ocular y auditiva del Hospital Mount Sinai de Nueva York. Se denomina esofagoscopia transnasal (ETN), y es un buen procedimiento de diagnóstico para las personas que sufren de acidez estomacal, dice Koufman. "Con la ETN, solo se aplica anestesia local, y el tubo está dentro del paciente menos de cinco minutos".

Eso no quiere decir que las endoscopias no sean necesarias, dice Koufman. "Si se tiene una tos crónica, aclaramiento frecuente de la garganta o un bulto en la garganta que no desaparece, una endoscopia es la elección correcta", dice. "Pero si solo se tiene ardor de estómago, tal vez pueda optarse por una ETN".

Independientemente del procedimiento que se elija, lo importante es no ignorar los síntomas, dice Rensberger, especialmente si es varón. "Como varones, tendemos a posponer las cosas", dice. "Intentamos ser machos y negamos que algo vaya mal. Pensé que mi acidez era por el estrés, y podría haberme matado".

Ver el artículo original

Descargar catálogo

Descargar catálogo