Medigus - MUSE™ SYSTEM

La solución más segura para una enfermedad que afecta a 1 de cada 3 españoles

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es uno de los trastornos más frecuentes, aunque no figura entre las enfermedades más mediáticas ni es una de las más conocidas en el ámbito de la gastroenterología. Sin embargo, afecta a gran parte de la población. En España la padece el 30% de los ciudadanos, aunque la mayoría de personas presentan síntomas poco frecuentes y de intensidad leve.

Este trastorno tan común está causado por un incremento en la producción de ácido gástrico, acompañado de un defecto en el cierre de la válvula situada en el punto de unión entre el estómago y el esófago. La doctora Temiño, digestóloga de la Unidad de Endoscopia y pruebas funcionales digestivas del Centro Médico Teknon – Grupo Quirónsalud, explica que “este defecto se debe habitualmente a una insuficiencia muscular o una hernia de hiato, de manera que el ácido gástrico sube por el esófago y produce diversos síntomas que pueden limitarse al aspecto digestivo, como ardor, regurgitación, dolor o dificultad al tragar, pero que también pueden ser extra digestivos, como faringitis, laringitis, afonía, broncopatía o neumopatía de repetición, asma, taquicardia, dolor torácico, o desgaste dental entre otros”.

La técnica MUSE un método innovador LV

 

 

 

 

 

 

 

 

La técnica MUSE, un método innovador (LV)

La doctora Temiño añade que “hasta ahora, su tratamiento se basaba en medidas higiénico-dietéticas para los casos leves, y medidas farmacológicas y tratamiento quirúrgico anti-reflujo para los pacientes más sintomáticos”. Recientemente, sin embargo, se ha puesto en marcha en nueve hospitales españoles, de los que el Hospital Universitario Dexeus y el Centro Médico Teknon son los centros de referencia en Catalunya, la técnica MUSE (Medigus Ultrasonic Surgical Endostapler). Este procedimiento está ideado para pacientes con acidez, ardores y quemazón que presenten un cardias incontinente y/o una hernia de hiato, y que rechacen seguir de por vida con medicación o quieran evitar el tratamiento quirúrgico.

Resultados excelentes

Según la doctora Temiño, que el 7 de mayo pasado realizó la primera actuación del MUSE junto al equipo de endoscopia avanzada Espinós Turró del Centro Médico Teknon, “con esta nueva técnica podemos ofrecer a nuestros pacientes un tratamiento desde el punto de vista endoscópico con excelentes resultados, similares a los de la cirugía, pero con una ventaja importante sobre esta última ya que con la nueva técnica no se ha descrito ningún caso de disfagia (dificultad para tragar)”.

Este primer procedimiento duró 80 minutos y concluyó con éxito y sin complicaciones. La paciente permaneció ingresada para observación y analgesia y a las 24 horas ya inició la ingesta de líquidos a las 24 horas. A las 36 horas fue dada de alta y ya toleraba líquidos sin dificultad. De todos modos, la paciente deberá realizar una dieta progresiva durante los dos primeros meses y podrá reincorporarse a su actividad habitual en unas semanas.

Más eficaz que una cirugía convencional LV

 

 

 

 

 

 

 

Más eficaz que una cirugía convencional (LV)

La técnica, de origen israelí, consiste en una innovadora combinación “endoscópica-robótica”, de origen israelí, de microvisualización endoscópica. Para ello se usa un sensor de ultrasonidos y endograpas quirúrgicas, todo incluido en un sistema único. El doctor Eduard Espinet, jefe del área de endoscopia del Hospital Universitario Dexeus, asegura que “esta nueva técnica está indicada en pacientes con reflujo gastroesofágico patológico que puede provocar molestias por exposición al ácido gástrico o también cuando hay evidencia de lesiones esofágicas causadas por el ácido”.

Espinet añade que “también cuando no es posible controlar los síntomas por supresión ácida, e incluso cuando aparecen síntomas extra-esofágicos como asma, ronquera, tos, o dolor en el pecho, siempre que la causa sea el reflujo gástrico. También hay pacientes que prefieren la intervención al tratamiento farmacológico o a la cirugía”.

Una noche de ingreso

El procedimiento, de aproximadamente una hora de duración, no requiere quirófano, se realiza en una sala de endoscopia con anestesia y requiere exclusivamente una noche de ingreso hospitalario, tras la cual el paciente puede volver a su actividad habitual tras unas semanas de cuidado dietético. Según el doctor Espinet, “los estudios iniciales señalan un 75% de mejoría en escalas de calidad de vida y un 85% de pacientes que pueden abandonar o reducir a la mitad el tratamiento farmacológico, siendo seguro y bien tolerado, con datos comparables al tratamiento quirúrgico”.

En este sentido se va a realizar un estudio clínico diseñado para evaluar tanto la eficacia como la seguridad de la técnica, y confirmar los buenos resultados objetivados en los estudios ya realizados en otros países. Las Unidades de Endoscopia Digestiva del Hospital Universitario Dexeus y el Centro Médico Teknon han sido seleccionadas como los dos centros de referencia para esta técnica en Catalunya.

Lea el artículo completo

Descargar catálogo

Descargar catálogo